Acabo de lanzar mi marca: ¿Por dónde empiezo con mi estrategia digital?

estrategia digital

Últimamente, veo como muchas personas deciden optar por crear su propia marca y ofrecer un producto o servicio a las personas o empresas. Lo primero que muchos pensamos es: “Vamos a abrirnos redes sociales para empezar”. Y yo siempre pregunto: ¿Con qué fin? Y muchas veces no saben qué contestar. Por eso, estoy hoy aquí. Para deciros que no debemos empezar la casa por el tejado y tener primero… ¡Una estrategia digital! Estos son los pasos por los que debemos empezar y que siempre llevo a cabo en mis auditorías:

Antes de tu estrategia digital, pregúntate: ¿En qué consiste mi marca?

Lo primero que debemos hacer es definir la marca. Es la base por la que tenemos que empezar. Para ello, debes preguntarte lo siguiente: ¿qué ofrezco en mi empresa?

No obstante, no es la única pregunta que debes hacerte, sino que también debes tener en cuenta otros aspectos como tu valor diferencial, análisis de la competencia, hacer un DAFO, estudio de mercado, los factores externos e internos que influyen en tu negocio, etc.

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro: Imagina que quieres ofrecer un servicio de personalización de viajes por España. En este caso tenemos que pensar en distintos factores que influyen en la definición de nuestra marca:

  • La estacionalidad de los viajes (por ejemplo, al norte en verano y al sur en primavera).
  • El valor que aportas a tus clientes.
  • Cómo vas a facturar.
  • Todos y cada uno de los servicios adicionales: ¿contactas con los proveedores? ¿buscas hoteles? ¿seguros de cancelación?
  • Sabes qué están haciendo tus competidores y tus referentes.

Y un sinfín de matices que son los que van a ayudarte a definir correctamente tu marca. Si no tienes todos los aspectos generales claros, es muy difícil empezar con una estrategia digital. Y es que imagina lo siguiente:

Un usuario te pregunta por Instagram: “Hola, ¿en la organización del viaje incluís un seguro?” y tú automáticamente puedes decir “Sí, son 30 euros más”. Pero no tienes en cuenta buscar el mejor seguro, las horas que vas a invertir, el precio del seguro, etc. Y puede que salgas perdiendo. En ese caso, es mejor tener todo tu negocio claro antes de adentrarte en el entorno digital de tu marca.

Define tus objetivos generales, no solo los digitales

Ahora vamos a otro tema que es impepinable tener claro: los objetivos. Ya no hablo solamente de los objetivos en redes sociales o los objetivos de marketing digital o los de marketing en general. Te hablo de tus objetivos como marca.

Por ejemplo, algunos de mis clientes tienen como objetivo vender, otros conseguir notoriedad, otros tener más autoridad y ser referentes de su sector, etc. Y, por tanto, los objetivos más concretos siempre varían. Recuerda que los objetivos tienen que ser SMART:

  • (S) Específicos.
  • (M) Medibles.
  • (A) Alcanzables.
  • (R) Realistas.
  • (T) Temporales.

Una vez marcados los objetivos de tu marca, estarás más cerca de tu estrategia digital.  

Encuentra a tu público objetivo

Cuando llegamos al punto en el que ya tenemos claro nuestro servicio o producto y objetivos tenemos que pensar… ¿A quién se lo ofrecemos? Ahí es donde tenemos que definir a nuestro público objetivo, a nuestro cliente potencial: aquel que se va a interesar por nuestra marca.

Para ello, debemos conocer todos los aspectos de este tipo de usuario: demográficos, sociales, económicos, etc. Y, así, podremos trazar a nuestro(s) buyer persona. Un buyer persona es un perfil de nuestro cliente ideal en el que desentrañamos todos los aspectos de su vida, no solo los más relevantes, sino también: qué miedos tiene, qué le apasiona o hace en su tiempo libre, dónde compra, sus hábitos de consumo, etc.

Crea una imagen consolidada

Además, no solamente es lo que contamos sino cómo lo mostramos. El branding de una marca es fundamental para tener coherencia entre diseño y mensaje. Lo mejor es que recurras a profesionales que definan el logo y los colores de tu marca, así como las variaciones de esta. El branding es fundamental para nuestra estrategia digital.

Empieza con la estrategia digital de tu marca: ¿Dónde y cómo voy a estar presente?

Ahora sí que sí, vamos a la estrategia digital. Y la primera pregunta que debes hacerte es: ¿Dónde y de qué forma voy a estar presente? Y es que no todo acaba en Instagram (y parece mentira que lo diga yo). Por ejemplo:

Tengo un cliente que instala softwares en empresas. Este cliente antes que Instagram necesita una estrategia buena en LinkedIn, medios y mailing. Por el contrario, otro de mis clientes es un restaurante chic del centro de una ciudad por lo que estar al día en las redes tendencia para consumidor final es lo más importante.

No todo vale en las estrategias digitales y debes saber dónde explotar tu potencial. Por el contrario, acabarás invirtiendo un esfuerzo, tiempo y dinero de manera ineficaz. Si quieres saber qué necesita tu negocio, no dudes en reservar una auditoría personalizada conmigo.

Toma acción

Por supuesto, una vez tengas tu estrategia digital definida es importante que tomes acción, que vayas poco a poco y evites apresurarte. Para apuntar hacia el centro de tu diana primero tienes que saber disparar bien tus flechas y cuál es la dirección correcta.

Prepara un plan de contenidos mensual, programa los contenidos y saca el máximo potencial de tu negocio. Si ves que no puedes con todo no te preocupes. ¡Recurre a los profesionales! Emprender es un negocio complicado y pedir ayuda es lo mejor que puedes hacer para ir en la dirección que necesitas. ¿Hablamos?

Suscríbete a la Newsletter

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.